Preguntas Frecuentes: Lo Que Todos Los Inmigrantes Deben Saber en 2017

Estas Preguntas Frecuentes (PF) proporcionan información y recomendaciones que lo ayudará a prepararse para la administración del Presidente-electo Donald Trump que comenzará el 20 de enero del 2017. Esta información se basa en lo que sabemos hoy en día. Continuaremos actualizando la información de acuerdo a como vaya cambiando.

Tenga en cuenta que la información de estas Preguntas Frecuentes no es asesoría legal. La situación de cada persona es diferente, y debe hablar con un abogado de inmigración calificado o con un representante acreditado por la Junta de Apelaciones de Inmigración (JAI).

¿Tienes sugerencias de preguntas frecuentes? Envíenos un correo electrónico a través de info@informedimmigrant.com

Hacer clic en la barra de la pregunta para expandir y cerrar la respuesta.

Si actualmente no tiene DACA, le recomendamos que no lo solicite en este momento. No hay certeza sobre lo que sucederá con DACA. Tomando en cuenta el temor e incertidumbre sobre lo que sucederá con los inmigrantes bajo una nueva administración, recomendamos no solicitar DACA por primera vez hasta que haya más claridad el próximo año.
Para aquellos que están considerando solicitar DACA por primera vez, es difícil que su solicitud sea procesada antes del 20 de enero del 2017 (cuando la nueva administración tome el control), ya que puede tomar más de tres meses para procesar una solicitud de DACA. Para ese entonces, el programa DACA puede haber terminado. No hay ninguna garantía de que le devuelvan su solicitud o la cuota de $465.
No sabemos lo que ocurrirá el próximo año, pero por lo tanto puede reunir los documentos necesarios y preparar su solicitud, en caso de que el programa DACA continue.

Si ya tiene DACA, hay menos riesgo al presentar una solicitud de renovación, ya que las autoridades de inmigración ya tienen la información de su solicitud original. Dependiendo de lo que ocurra con el programa DACA bajo una nueva administración, es posible que los solicitantes de renovación sigan teniendo un permiso de trabajo válido y el estado de acción diferida hasta que expire dentro de los próximos dos años.

Sin embargo, es posible que si solicita la renovación ahora, su solicitud tal vez no sea aprobada antes de que la administración de Trump comience el 20 de enero del 2017. Tampoco hay garantía de que le devuelvan la cuota de su solicitud de $465. Dada la incertidumbre sobre el futuro de DACA, puede que usted considere solicitar la renovación de su DACA ahora, aunque no esté programado para expirar hasta finales del próximo año. Actualmente, los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) están tomando de 8 semanas a 120 días para procesar y aprobar las solicitudes de renovación de DACA.

Tendremos que esperar hasta el próximo año para ver lo que hará la próxima administración, pero ha indicado firmemente que tiene la intención de terminar con DACA poco después de asumir el poder el 20 de enero del 2017. Si el programa DACA se termina, no está claro qué sucederá con el programa y los permisos de trabajo que se han emitido pero que aún no han expirado. Una posibilidad es que revoquen los permisos de trabajo y cesen el programa de DACA. Otra posibilidad es que se permita que las personas conserven su DACA y permisos de trabajo pero, no permitir la renovación al vencerse.

Si la nueva administración permite que el programa DACA termine progresivamente, y si usted puede renovar su DACA antes de que la nueva administración deje de procesar las solicitudes de renovación, puede tener DACA por dos años más. Durante ese tiempo, usted tendría autorización para ser empleado y también protección de la deportación.

Actualmente, la pólizas de USCIS es no compartir la información de un solicitante de DACA o de los miembros de la familia del solicitante con la Agencia de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) para fines de inmigración, a menos que haya asuntos graves como casos criminales, de fraude o de seguridad nacional. Esta póliza se basa en un memorándum del USCIS 2011 que establece que USCIS se referirá a ICE solamente en casos que plantean el fraude o preocupaciones de “seguridad pública flagrante” (tales como que los solicitantes tienen una condena penal grave). Cambiar estas pólizas requerirá que USCIS cambie su memorándum.

Bajo la ley federal, su empleador tiene la obligación de re-verificar su documento de autorización de empleo (EAD) a más tardar en la fecha en que expira su EAD. Es probable que su empleador le solicite la prueba de que su autorización de empleo ha sido renovada y le pedirá que complete la sección 3 del formulario I-9 para demostrar que presentó un EAD con una nueva fecha de vencimiento.

Si no puede presentar prueba de que tiene una autorización de empleo, su empleador puede despedirlo. Si su EAD ha expirado, no está obligado a decirle a su empleador que es lo que ha ocurrido, pero estará en riesgo de ser despedido cuando su empleador se dé cuenta de que su EAD ha expirado.

Si tiene DACA y desea seguir viviendo en los Estados Unidos, usted nunca debe viajar al extranjero a menos que haya solicitado y recibido una libertad condicional anticipada de USCIS (Advanced Parole). La libertad condicional anticipada es el permiso de USCIS para regresar a los Estados Unidos después de viajar al extranjero.

Si está planeando un viaje al extranjero y recibe una libertad condicional por adelantado, asegúrese de regresar a los Estados Unidos antes del 20 de enero del 2017. Incluso si ha recibido libertad condicional por adelantado, puede ser más difícil ser admitido en los Estados Unidos después del 20 de enero si la ley cambia, tampoco es seguro que usted sea admitido en los Estados Unidos durante esa fecha o después.

Sí usted todavía no ha aplicado por un permiso de viaje (“advanced parole”), podría aplicar, pero la decision puede tardar y no llegar antes del 20 de enero del 2017. No hay ninguna garantía que la aplicación o la tasa de deposito — que en el momento cuesta $360 y subiría hasta $575 comenzando el 23 de diciembre del 2016 — sea devuelto. En caso de emergencia, puede que tenga una respuesta más rápido de lo común. Visite a un abogado o persona cualificada al instante para consultar su caso.

Sí, usted debe acudir a un proveedor de servicios legales que le pueda revisar y buscar alguna posible opción de inmigración a la que pueda ser elegible. Algunos recursos que le ayudarán a encontrar ayuda legal son:

· Visite la página iAmerica para encontrar listas de representantes legales en su estado:  http://iamerica.org/find-legal-help.
· La lista de abogados y organizaciones de los tribunales de inmigración que proporcionan servicios legales gratuitos: justice.gov/eoir/list-pro-bono-legal-service-providers-map.
· En https://www.adminrelief.org, hay un sitio de búsqueda que permite escribir el código postal y le da la lista de todos los servicios legales cerca a usted.
· Directorio en el web del American Immigration Lawyers Association, ailalawyer.com.
· El directorio nacional de Immigration Advocates Network de más de 950 proveedores de servicios legales de inmigración gratuitos o de bajo costo en los 50 estados: https://www.immigrationlawhelp.org.
· El Centro de Recursos Legales para Inmigrantes tiene una solicitud completa de admonición para los clientes en línea: https://www.ilrc.org/screening-immigration-relief-client-intake-form-and-notes.
· National Immigrant Justice Center le permite programar una consulta legal por teléfono (312-660-1370) & por correo electrónico (immigrantlegaldefense@heartlandalliance.org).
· Proyecto Nacional de Inmigración tiene la herramienta para encontrar en línea al Gremio Nacional de Abogados (National Immigration Project of the National Lawyers Guild): https://www.nationalimmigrationproject.org/find.html.
· Línea Directa de United We Dream: 1-844-363-1423.

 

Es importante crear un plan de seguridad si usted está preocupado por cualquier interacción con ICE o una posible detención o deportación. Estos son algunos pasos que puede tomar:
· Memorizar el número de teléfono de un amigo, miembro de la familia o abogado al que pueda llamar si es arrestado.
· Haga un plan para que sus hijos u otros seres queridos sean atendidos si son detenidos.
· La Comisión de Refugiados de Mujeres tiene recursos específicamente para padres en riesgo de separación familiar: https://www.womensrefugeecommission.org/rights/gbv/resources/1031-make-a-plan-migrant-parents-guide-to-preventing-family-separation-english & https://www.womensrefugeecommission.org/rights/gbv/resources/1022-detained-or-deported-parental-toolkit-english-interactive
· Mantenga documentos importantes como actas de nacimiento y documentos de inmigración en un lugar seguro donde un amigo o familiar pueda tener acceso a ellos si es necesario.
· Asegúrese de que sus seres queridos sepan cómo encontrarlo si usted es detenido por ICE. Pueden usar el localizador de detenidos en línea de ICE https://locator.ice.gov/odls/homePage.do para encontrar un adulto que esté bajo custodia de inmigración. O pueden llamar a la oficina local de ICE (https://www.ice.gov/contact/ero). Asegúrese de que tenga su número de registro de extranjero escrito, si tiene uno.

Estos son todos los recursos de los que puede confiar, pero siempre debe estar consciente de los proveedores de servicios fraudulentos. Para volantes de educación de la comunidad sobre cómo protegerse de los servicios de fraude de inmigración, vaya a: https://www.ilrc.org/anti-fraud-flyers.

Hay muchas organizaciones que han creado recursos de “Know Your Rights” “Conozca sus Derechos” y estos recursos están disponibles en inglés y otros idiomas, incluyendo:
· Unión Americana de Libertades Civiles: https://www.aclu.org/know-your-rights?topics=270 (Inglés y Español)
· Proyecto de Defensa de Inmigrantes: http://www.immdefense.org/ice-home-and-community-arrests/ (Inglés y Español)
· Centro Nacional de Derecho de Inmigración: https://www.nilc.org/issues/immigration-enforcement/everyone-has-certain-basic-rights/
· Proyecto Nacional de Inmigración del Gremio de Abogados: https://www.nationalimmigrationproject.org/iceWatch.html.

La política del DHS indica a los agentes migratorios y fronterizos para que eviten llevar a cabo acciones coercitivas(detenciones, etc.) en lugares sensibles (sin embargo, hay algunas excepciones). Aunque estas pólizas pueden cambiar bajo una nueva administración, las ubicaciones cubiertas por estas pólizas incluyen:
· Escuelas, tales como guarderías con licencia, escuelas preescolares y otros programas de aprendizaje; escuelas primarias; escuelas secundarias; escuelas secundarias incluyendo colegios y universidades; Así como actividades o eventos escolares o relacionados con la educación, y paradas de autobuses escolares que estén marcadas y / o conocidas por el oficial durante los períodos en que los escolares estén presentes en la parada;
· Centros de atención médica, como hospitales, consultorios médicos, clínicas de salud acreditadas y centros de atención urgentes o de emergencia;
· Congregaciones relgiosas, como iglesias, sinagogas, mezquitas y templos;
· Ceremonias religiosas o civiles u observancias, tales como funerales y bodas; y
· Durante manifestaciones públicas, como una marcha, manifestación o desfile.

Para reportar una acción que usted crea que está en violación de la política de ICE, comuníquese con:
· Enforcement and Removal Operations, ICE (ERO) por teléfono (a través de la Línea de Información y Detención de Detención al 888-351-4024), por correo electrónico (ERO.INFO@ice.dhs.gov) o en línea (https://www.ice .gov / webform / ero-contact-form).
· La División de Libertades Civiles de la Oficina de Diversidad y Derechos Civiles del ICE puede ser contactada al (202) 732-0092 o ICE.Civil.Liberties@ice.dhs.gov.

La Primera Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos prohíbe al gobierno restringir su derecho a la libertad de expresión. Esto significa que cualquier persona en los Estados Unidos, sin importar su estatus migratorio, tiene derecho a participar en protestas políticas, marchas y manifestaciones.

Sin embargo, es importante que evalúe los riesgos de cualquier posible interacción con la policía y que evite su arresto por parte de las autoridades locales, estatales o federales en cualquier circunstancia. Antes de decidir si puede participar en alguna de estas acciones, es importante que consulte con un abogado.

Aunque no existe una definición uniforme, el término “ciudad santuario” se utiliza a menudo para describir a las localidades que limitan el enredo entre la policía local y las autoridades federales de inmigración, prohibiendo o limitando el cumplimiento de detención de ICE y las solicitudes de notificación con la fecha de liberación de una persona de la custodia policial. Estas políticas se han adoptado en más de 400 comunidades en los Estados Unidos, porque hacen a las comunidades más seguras, protegen a las personas de violaciones de sus derechos constitucionales y aseguran que ICE no exceda su autoridad con arrestos indebidos.
En un momento de profunda confusión entre las autoridades policiales y las comunidades locales, particularmente las comunidades de color, estas políticas son ampliamente aceptadas como un paso hacia el restablecimiento de la confianza entre los inmigrantes y otros miembros de la comunidad que temen que las interacciones con la policía local y estatal puedan exponer a sus seres queridos a la deportación.

No hay nada en la ley federal que requiera que la policía estatal o local cumpla con las detenciones de ICE o de otra manera haga el trabajo de los funcionarios federales de inmigración. Como resultado, muchas comunidades con alguna variación de una política de “santuario”, incluyendo Chicago, Los Ángeles, Filadelfia, Santa Fe y Seattle, han dicho que no tienen planes de cambiar sus políticas bajo una nueva administración.

La Ley BRIDGE permitiría a aquellos que cumplen con ciertos requisitos solicitar y recibir “presencia protegida provisional” y una autorización de trabajo por un periodo de tres años. El periodo de tres años terminaría tres años después de que el proyecto de ley pase a ser ley. Los requisitos para poder acogerse a esta ley son básicamente los mismos requisitos del programa DACA creado en 2012.

Las personas que ya tienen DACA automáticamente tendrían presencia protegida provisional hasta la fecha de vencimiento de su DACA, y después serían elegibles para solicitar explícitamente presencia protegida provisional.

El proyecto de ley BRIDGE también impondría restricciones sobre cómo se podrían compartir los datos de las solicitudes de DACA y de presencia protegida provisional con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de EE.UU. y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. para hacer cumplir las leyes migratorias.

No. El proyecto de ley Dream (Dream Act) fue rechazado en el Congreso cuando se votó sobre ello en 2011, y no se ha vuelto a introducir desde entonces. La Ley Dream hubiera permitido a ciertos inmigrantes que se criaron en los EE.UU. obtener estatus legal temporal y en última instancia solicitar y obtener estatus legal permanente y más adelante ciudadanía de los EE.UU. Para ser elegibles, tendrían que haber cumplido con ciertos requisitos de educación o haber prestado servicio en las Fuerzas Armadas de los EE.UU.

La Ley BRIDGE no es un camino para conseguir la ciudadanía de los EE.UU. Solo permitiría que las personas elegibles para DACA, o que ya tienen DACA, reciban una autorización de trabajo y presencia protegida provisional.

Los congresistas de ambos partidos reconocen el impacto positivo que la autorización de trabajo y la protección contra la deportación tendría sobre las vidas de las personas con DACA, como también sobre la sociedad y la economía en general. (Estos beneficios se describen en detalle en un informe reciente: New Study of DACA Beneficiaries Shows Positive Economic and Educational Outcomes (Nuevo estudio de beneficiarios de DACA muestra resultados económicos y educativos positivos).) La Ley BRIDGE daría a los beneficiarios de DACA la oportunidad de seguir contribuyendo a nuestra sociedad y nuestra economía.

Además, los dirigentes políticos reconocen la necesidad de proteger a los beneficiarios de DACA. Desde la elección de noviembre de 2016, muchos beneficiarios de DACA y sus aliados han expresado su preocupación sobre las amenazas de campaña del presidente electo Trump de dar por terminado el programa DACA. En caso de ser promulgada, las disposiciones de este proyecto de ley darían un reaseguro a los beneficiarios de DACA de que podrían seguir autorizados a trabajar en los EE.UU. y a estar protegidos de la deportación.

Para ser elegible para presencia protegida provisional conforme a la Ley BRIDGE, una persona tendría que

  • haber nacido después del 15 de junio de 1981;
  • haber venido a los EE.UU. antes de haber cumplido dieciséis años de edad;
  • haber vivido continuamente en los EE.UU. desde el 15 de junio de 2007;
  • haber residido continuamente en los EE.UU. desde el 15 de junio de 2007 hasta la fecha de presentación de la solicitud bajo la Ley BRIDGE (excepto si viajó con un permiso adelantado de viaje [2]);
  • haber estado físicamente presente en los EE.UU. al 15 de junio de 2012 y en el momento de presentar su solicitud conforme a la Ley BRIDGE;
  • no haber tenido una condición migratoria legal al 15 de junio de 2012;
  • en el momento de presentar su solicitud conforme a la Ley BRIDGE, estar estudiando en la escuela o en un programa educativo para obtener un diploma de la escuela secundaria o pasar un examen de desarrollo educativo general (GED); o haberse graduado u obtenido un certificado de haber completado sus estudios de la escuela secundaria, haber obtenido un certificado de desarrollo educativo general (GED) o haber sido dado de alta honorablemente del Servicio de Guardacostas o las Fuerzas Armadas de los EE.UU.; y
  • no haber sido condenado de un delito grave, un delito menor significativo, o tres o más delitos menores, y no ser considerado una amenaza para la seguridad nacional o la seguridad pública.

El costo para solicitar la presencia protegida provisional conforme a la Ley BRIDGE será determinado por el Secretario de Seguridad Nacional, pero se otorgarían exenciones de cuotas en circunstancias limitadas.

DACA es un tipo de “acción diferida” (que proporciona autorización de trabajo y protección de deportación) anunciada en un memorando publicado por la ex secretaria de Seguridad Nacional Janet Napolitano el 15 de junio de 2012. Como el programa DACA fue creado por medio de un decreto de la administración Obama, la próxima administración Trump podría darlo por terminado sin necesidad de consultar o recibir aprobación del Congreso.

Por otro lado, la Ley BRIDGE es un proyecto de ley introducido por congresistas que autorizaría al secretario de Seguridad Nacional a otorgar presencia protegida provisional y una autorización para trabajar a ciertas personas que no son ciudadanas de los EE.UU. Si bien las disposiciones de la Ley BRIDGE son muy similares a las del programa DACA, en caso de promulgarse la Ley BRIDGE sus disposiciones seguirían en vigor hasta que el Congreso las cambie o revoque la ley. Esto podría brindar más protección a los que soliciten presencia protegida provisional que a los que soliciten o ya hayan recibido DACA.

El proyecto de ley BRIDGE ha sido introducido en el Senado de los EE.UU. Para convertirse en ley, tiene que ser aprobado tanto por el Senado como por la Cámara de Representantes, y después la ley tiene que ser firmada por el presidente. La mayoría de los proyectos de ley introducidos en el Congreso no llegan al escritorio del presidente para su firma; es decir, no son aprobados por el Congreso. En general un proyecto de ley tarda varios meses en obtener aprobación del Congreso. Típicamente, el proyecto tiene que ser revisado y votado por dos o más comités legislativos. Durante el proceso de aprobación, el contenido de la ley — y en el caso de la Ley BRIDGE, los criterios de elegibilidad para obtener la presencia protegida provisional — pueden cambiar sustancialmente.